El correo electrónico, lo más popular en la nube

Pin It

kanlop.com



Según un estudio realizado por el fabricante F5, los usuarios de aplicaciones en la nube de Europa ven al correo electrónico como la primera de las aplicaciones a externalizar y trasladar al modelo de gestión del cloud computing
, en contraposición a los usuarios de Estados Unidos que ven al cloud computingcomo una vía rápida para el despliegue de entornos de desarrollo y pre-producción para el testeo de aplicaciones. Y no es de extrañar que esto sea así, puesto que muchas empresas, históricamente, han tenido externalizado el servicio de correo y, básicamente, han pagado por un servicio escalado a la demanda y a sus necesidades.
De hecho, las empresas europeas están desembarcando cada vez más en la nube, es un modelo de gestión que está calando, si no en su implantación, al menos como modelo de gestión a valorar, estudiar e implantar. Sirva como dato, que el 70% de los responsables IT afirman que los servicios en la nube se están aumentando su importancia y popularidad en las empresas como solución rápida a problemas de índole práctico, como por ejemplo, el despliegue rápido de infraestructuras o de aplicaciones, además el estudio de F5 indica que el despegue de esta tecnología se está concentrando en Reino Unido. Alemania, Francia e Italia,
Un 58% de las empresas participantes en el estudio afirmaron estar estudiando o tener implantado ya su servicio de correo corporativo en la nube, algo que, según marca la tendencia, será algo que aumente, si bien no será la única de las aplicaciones a trasladar a este modelo de gestión. La rápida expansión del correo electrónico en la nube es algo casi natural, de hecho, bastante ligado a la propia historia del correo electrónico, tal y como se ha comentado al inicio. Es lógico que en esa labor de consolidación de los centros de datos que están realizando las grandes compañías (para una mejor gestión y un abaratamiento de los costes), sea lógico que centralizar determinados servicios horizontales a toda una organización. No tiene sentido mantener un servidor de correo por cada delegación o sede, cuando, por economía de escala, un almacén de correo centralizado (y gestionado de la misma forma) es más económico que tenerlo disperso. Por otro lado, la popularidad de servicios como GMail, uno de los servicios de correo mejor valorados por los usuarios, y la traslación de este servicio al ámbito empresarial, han permitido a las empresas, casi, desentenderse por completo de la provisión, gestión y mantenimiento de este servicio, uno de los más críticos dentro de un entorno corporativo, trasladándolo a la nube.
Hay una diferencia interesante entre los responsables de IT europeos y los norteamericanos, según el estudio de F5 y desde el punto de vista de la experiencia del usuario final del servicio a trasladar a la nube. Esta expansión del cloud computing en Europa y la aceptación del modelo en servicios críticos frente a la desconfianza norteamericana (que se centra en servicios en desarrollo) se debe, principalmente, a la calidad de servicio ofrecida por los proveedores de servicios en la nube. Frente a los serios compromisos de disponibilidad de los proveedores europeos, el famoso índice de disponibilidad del 99,999%, con penalizaciones asociadas a la facturación por incumplimiento de los acuerdos de nivel de servicio (ANS o SLA, service level agreements), en Estados Unidos, los proveedores de servicio se comportan de manera mucho más opaca sin niveles de compromiso que alienten a las empresas a trasladar sus servicios a este modelo de gestión.
Una de las conclusiones del estudio F5 es bastante interesante y, para mi gusto, bastante clarificadora. Si bien la computación en la nube es una opción bastante viable y amortizable en un corto período de tiempo, la falta de regulación y estandarización alrededor del modelo provoca cierta desconfianza por parte de los responsables de IT de las empresas; desconfianzas no relativas a la seguridad si no relativas a la estanqueidad entre proveedores de servicio y a la complejidad de una migración de un proveedor de servicio a otro, es decir, la falta de estándares que permitan migrar un servicio de una plataforma a otra de una manera rápida y, casi, transparente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

bienvenid@ a kanlop.com
agradezco que dejes tu comentario y hacer saber tu opinión al respecto.